Los dos años de garantía legal pasan a ser tres a partir del 1 de enero. Te contamos todas las novedades en este primer post de 2022. ¡FELIZ AÑO!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tras la aprobación el pasado mes de abril de la nueva normativa de consumo, a partir de este 1 de enero, los dos años de garantía legal requeridos como mínimo en la UE para los productos, pasan a ser tres en España. Os contamos todas las novedades que se contemplan en modo beneficio para las personas consumidoras y usuarias.

Toda la información sobre la nueva normativa de consumo puede consultarse en el

BOE, en el Real Decreto-Ley 7/2021. Si nos vamos al apartado de los derechos del consumidor y usuario, veremos que en el artículo 120 queda definido el plazo para la manifestación de la falta de conformidad:

“En el caso de contrato de compraventa de bienes o de suministro de contenidos o servicios digitales suministrados en un acto único o en una serie de actos individuales, el empresario será responsable de las faltas de conformidad que existan en el momento de la entrega o del suministro y se manifiesten en un plazo de tres años desde la entrega en el caso de bienes o de dos años en el caso de contenidos o servicios digitales, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 115 ter apartado 2, letras a) y b)”.

Además de los tres años, la nueva normativa también establece que las empresas deberán disponer de al menos durante 10 años las piezas de repuesto de los productos que ya no vendan, doblando el periodo respecto a los 5 años establecidos hasta la fecha. Con esto se pretende mejorar la vida útil de los productos y facilitar su reparación.

En el caso de los productos digitales, la norma también contempla por primera vez que se aplique una garantía. Tanto los contenidos como los servicios digitales deberán ofrecer una garantía de dos años. Aquí se incluyen “programas informáticos, aplicaciones, archivos de vídeo, archivos de audio, archivos de música, juegos digitales, libros electrónicos u otras publicaciones electrónicas”.

Otros plazos que han cambiado son los del derecho de un cliente a elegir entre la reparación o sustitución del producto. Asimismo, se amplía de 3 a 5 años el plazo para reclamar.

Habrá que ver cómo reacciona el mercado y si la ampliación de la garantía repercute en los precios de los productos. Una garantía de tres años tanto para móviles como para electrodomésticos, pasando por televisores y otros productos electrónicos.