Diferencias de hasta 90 € en el mismo juguete. Compara y valora aspectos y servicios

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Con las fechas navideñas a la vuelta de la esquina, Olentzero y su fiel acompañante están ultimando los regalos de los más txikis, ¡y desde EKA/ACUV no queremos que su bolsillo se vea afectado!

En una comparativa con el 2020, se ha dado un incremento en el 80% de los juguetes y una diferencia de hasta 90 €. Así lo refleja el análisis realizado por AVACU (Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios) que hace cada año a este respecto. Un estudio que engloba más de 80 juguetes, juegos de mesa, figuras, videojuegos, muñecas y juegos de construcción de establecimientos, jugueterías y grandes superficies a nivel nacional, a través de catálogos y sus páginas web.

La diferencia más abrumadora la podemos encontrar en un vehículo para niños/as a batería, con un precio de 259,95 € en un establecimiento y 349,95 € en otro. También se da un desequilibrio de entre 20 y 35 € en videojuegos, consolas y alguna muñeca. No existe una tienda en la que todos los juguetes sean más baratos, ni otra en la que sean especialmente caros, de ahí la importancia de comparar y valorar los aspectos y servicios que nos ofrecen.

En relación con estos datos, os traemos una serie de recomendaciones para las compras durante las próximas fiestas:

– Programar las compras: este año, más que nunca, ya que, de esta forma, evitaremos las aglomeraciones y las prisas de última hora, además de que el artículo que vayamos buscando pueda agotarse.

– Comparar precios en distintos establecimientos: en algunos casos, los juguetes pueden venir acompañados de algún complemento (pudiendo encarecer su precio) o tener algún descuento sobre el de menor precio al comprar dos o más juguetes, vales descuentos, regalos adicionales por compras superiores a una determinada cantidad… Al hilo de ello, es importante valorar otros servicios que oferte el comercio (punto de orientación pedagógico, reserva de juegos, envío a domicilio).

– Cerca de un 40% valora positivamente el asesoramiento personal en tienda a la hora de comprar un juguete, considerándolo de gran ayuda.

– En cuanto a los precios, se detecta que en las páginas web han ido variando tanto al alza como a la baja durante estos días. Una vez más, compara y ten claro cuál quieres adquirir.

– Informarse por la posibilidad de cambios y devoluciones, así como los plazos establecidos para ello (teniendo en cuenta que algunos establecimientos sólo posibilitan la devolución o el cambio del producto en un plazo determinado).

– Buscar juguetes que se adapten a la edad y el momento evolutivo de la criatura, que fomenten la creatividad y la imaginación y en los que no sea mero espectador, aunque teniendo en cuenta también sus gustos y preferencias.

– Cada vez más, existen juguetes (juegos de mesa, muñecas, peluches…) para los que es necesario o se sugiere descargar alguna aplicación móvil para mejorar la experiencia del juego. Es interesante que nos informemos sobre esta posibilidad y verificar que nuestro dispositivo (móvil o tablet) es compatible con esa aplicación, además de valorar la conveniencia de que, a edades tan tempranas, los menores necesiten de un dispositivo móvil para poder jugar con una muñeca o a un juego de mesa.

– Revisar el etiquetado: el juguete debe llevar un etiquetado completo en castellano (como mínimo) que incluya el marcado en lugar visible y legible (es un compromiso del fabricante del juguete de que este cumple con todas las reglas de seguridad de la UE), los datos de identificación del fabricante, importador o distribuidor dentro de la Unión Europea y las instrucciones y advertencias correspondientes (edad de uso recomendada…), así como las condiciones de uso y seguridad en el caso de juguetes acuáticos, juguetes químicos que contengan sustancias o preparados peligrosos o juguetes electrónicos (utilizar bajo la supervisión de un adulto, potencia máxima, tensión…). No compre juguetes que contengan piezas pequeñas desmontables para menores de 3 años (identificados con el símbolo y la leyenda “No es conveniente para menores de 36 meses).

– Solicitar siempre el ticket o factura y conservarlo para posibles cambios, devoluciones o por si hubiera que efectuar una reclamación. A la hora de comprar por internet, debemos acudir a tiendas online que nos ofrezcan confianza y fiabilidad y en las que aparezcan datos identificativos del comercio, formas de contacto y condiciones de compra, prestando atención a los posibles gastos de envío (que pueden acabar incrementando el precio considerablemente), modo y plazo de entrega y medios de pago, así como a las posibilidades y plazos de cambios y devoluciones, recordando que, en este tipo de compras, disponemos de derecho de desistimiento. Con él, tenemos 14 días para devolver el producto, con la excepción de algunos artículos por razones de higiene o por estar personalizados, entre otros motivos.

LOS JUGUETES NO ENTIENDEN DE GÉNERO. SON PARA DIVERTIRSE.