CONSEJOS SOBRE LA COMPRAVENTA ENTRE PARTICULARES, ESPECIALMENTE DE VIVIENDA Y VEHÍCULOS

La compraventa de bienes directamente entre particulares tiene sus ventajas. Al no haber intermediarios, no hay que pagar comisiones. Si se trata de una vivienda, por ejemplo, el comprador se ahorrará la comisión que cobran las inmobiliarias por su gestión. Pero también tiene sus riesgos, sobre todo para el comprador. El principal es que las compraventas entre particulares no están protegidas por las leyes sobre consumo, y si hay un conflicto la única vía legal para resolverlo son los tribunales de justicia. EKA/ACUV ofrece algunos consejos básicos, tanto para el comprador como para el vendedor, en las compraventas entre particulares en general y también algunas recomendaciones, especialmente para el comprador, en la compraventa de viviendas y de automóviles.

Consejos para el particular que compra

-Buscar anuncios en su mismo pueblo o ciudad. Así podrá hacer la transacción en persona y ver o probar el producto antes de pagarlo. Y ver también al vendedor en persona. Debemos desconfiar del vendedor que nos diga que no puede quedar en persona (para vender un coche, un piso…).

-Informarse previamente de todos los gastos y tributos que gravan el producto, sobre todo en el caso de una vivienda, que pueden llegar al 10% del precio de la misma.

-Si la compra es por Internet, que sea de un sitio web de confianza o de una empresa conocida…

-Obtener toda la información posible sobre el vendedor: dirección postal, teléfono fijo, cargos que pueda tener en empresas, incidencias judiciales… Hay empresas que proporcionan este tipo de información.

-No dejarnos llevar por los precios extraordinariamente bajos en productos como gafas, relojes, bolsos… Hay mucha falsificación.

-Evitar comprar productos que no estén anunciados en euros (“sólo en dólares”, por ejemplo).

-No cerrar tratos por teléfono ni en lugares poco adecuados sin haber visto el producto y comprobado todo lo posible sobre el mismo.

-No enviar dinero por adelantado como entrada, garantía, gastos de envío… Nos arriesgamos a que el vendedor desaparezca y con él lo que pretendíamos comprar.

-Evitar las entregas de dinero a cuenta antes de recibir el producto.

Consejos para el particular que vende

-Una adecuada y detallada descripción del artículo ayuda a venderlo. Mucho mejor si hay fotos, ya sea para un anuncio en prensa escrita, en Internet…

-Cuidado con los cheques, sobre todo si son de otros países. Lo mejor es la transferencia bancaria, o el dinero contante y sonante (admitido hasta un tope de 500 euros).

Precauciones antes de comprar una vivienda a un particular

-Ir al Registro de la Propiedad y solicitar lo que se llama “nota simple” para comprobar el titular de la vivienda y las posibles cargas que tenga la misma (derramas pendientes…).

-Ir al área de Urbanismo del ayuntamiento que corresponda para saber si el edificio ha pasado la Inspección Técnica de Edificios o tiene que hacerlo aún, si tiene cargas urbanísticas, si requiere cédula de habitabilidad o similar…

-En Hacienda, verificar si está pagado el Impuesto de Bienes Inmuebles, y conocer la valoración mínima de la vivienda.

-Ir a la comunidad de propietarios y comprobar que el vendedor está al corriente en el pago, ya que si no es así tendría que hacerse cargo el comprador de lo pendiente de pagar.

-Preguntar a la comunidad y a los vecinos si hay alguna obra aprobada, si la vivienda está alquilada… Es decir, contrastar con las personas que rodean a esa vivienda lo que nos dice el vendedor.

Otras obligaciones del comprador una vez formalizada la compraventa de la vivienda

-Liquidación y pago de los impuestos correspondientes en Hacienda: ITP, IIVTNU. El pago del impuesto de plusvalía corresponde al vendedor.

-Inscribir la compraventa en el Registro de la Propiedad.

-Todos estos trámites se pueden hacer personalmente. Pero si se firma un préstamo o una subrogación, el banco obligará a que los trámites de la inscripción registral se hagan a través de una gestoría (la cual nos cobrará por esa gestión).

Lo que conviene hacer antes de comprar un vehículo a un particular

-Consultar en el Registro de Vehículos de Tráfico el historial de ese vehículo y sus posibles cargas: nos pedirán la matrícula del coche y un pago de unos pocos euros por la información.

-La web de la Dirección General de Tráfico facilita muchas operaciones: dar de baja o alta el vehículo, cambiar la titularidad, etc.

-Llevar el coche a un taller de confianza para que verifique la antigüedad, el kilometraje y el motor.

-Si se compra el coche con seguro, comprobar que el vendedor está al corriente del pago, porque el comprador es responsable solidario del vendedor sobre las primas vencidas.

-El vendedor deberá asegurarse de que se realiza la transferencia de la titularidad en Tráfico.

Un contrato en condiciones

Todo lo acordado debe quedar en negro sobre blanco en el contrato, que estará firmado en todas las hojas por todos los intervinientes.

Resolución de conflictos

Al tratarse de contratos entre particulares, no se utilizan las vías de reclamación habituales entre consumidores y empresas o comercios. Hay que acudir a los tribunales de justicia ordinarios. Es recomendable intentar antes una conciliación, presentando una papeleta (que no precisa firma de abogado ni procurador) en el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del demandado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *