OCHO DE CADA DIEZ HIPOTECADOS VASCOS SUFRIRÁN LA SUBIDA DEL EURIBOR

Euskadi es, con diferencia, la comunidad con mayor porcentaje de préstamos hipotecarios a tipo variable, aunque la media de los tipos de interés es la más baja de España.

Reportaje publicado en www.elcorreo.com el 08/10/2018 que recoge información y valoraciones aportadas por EKA/ACUV.

https://www.elcorreo.com/economia/ocho-diez-hipotecados-20181005170839-nt.html

El pasado mes de septiembre se produjo un hito en la evolución del euribor: por primera vez en mucho tiempo, experimentó una subida interanual. El indicador cerró ese periodo en el -0,166%, apenas un par de centésimas por encima del -0,168 marcado un año antes. Eso quiere decir que quien tenga contratado un préstamo hipotecario que tome como referencia ese índice verá cómo en su próxima revisión la cuota a pagar se incrementará. Será muy poco, apenas unos céntimos. Pero es el primer síntoma de un cambio de tendencia, el que preludia la subida de tipos de interés por parte del BCE, calculada para mediados de 2019.

También tiene una mayor incidencia en Euskadi que en otras comunidades autónomas, porque la vasca es, con diferencia, la que más hipotecas registra a tipo variable. Es decir, con el euribor de referencia (el otro indicador no fijo, el IRPH, es prácticamente testimonial). En concreto, casi 8 de cada 10 hipotecados (el 77,5%) contrataron su préstamo con el euribor como guía. Un porcentaje muy superior al español. De hecho, la media del conjunto de España se sitúa en el 59%. Casi el 40% de los españoles prefieren ya suscribir sus hipotecas a un tipo fijo. Y hay autonomías, como la de Murcia, donde ese porcentaje alcanza el 58%. En Euskadi, en cambio, sólo son el 22%.

¿Ha llegado el momento de pasarse al interés fijo?

“Pues depende de las circunstancias de cada uno: de su nivel de ingresos, de si tiene trabajo fijo, etc. La ventaja del tipo fijo es que te dan una tabla de amortización y sabes lo que vas a pagar a lo largo de toda la hipoteca. Es la táctica que usan también en el sector eléctrico. Con los vaivenes del mercado eléctrico diario, tratan de atraer clientes desde la tarifa regulada al mercado libre, donde pagas un precio fijo por el kilovatio consumido. Con el euribor hasta ahora se han pagado intereses muy bajos. Parece que ese índice se va a recuperar. Pero no tenemos una bola de cristal”, dice José Luis Segura, responsable de comunicación de la asociación de consumidores vascos EKA-ACUV.

Los hipotecados vascos, los cuartos más endeudados

La Estadística Registral Inmobiliaria, elaborada por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España, ofrece una fotografía nítida del mercado hipotecario. El estudio -los últimos datos disponibles corresponden al segundo trimestre del año- refleja que los hipotecados vascos son los cuartos más endeudados del Estado, con una media de 137.825 euros. Le superan Cataluña (141.476 euros), Baleares (175.239) y Madrid (189.342 euros). Eso significa que, de media, la hipoteca de un ciudadano vasco es un 41% superior a la de uno de Extremadura, donde el endeudamiento es menor (80.385 euros).

La cuota mensual, en la media española

Pese a que el importe medio de las hipotecas suscritas por los vascos es de los más altos de España, las cuotas que pagan cada mes sólo superan la media nacional por unos pocos euros (575 frente a 563). Eso sí, el porcentaje de salario que se dedica a pagarla es más bajo que en otras muchas autonomías: es el 26%. Lógico, teniendo en cuenta que Euskadi tiene los segundos sueldos más altos de España, sólo superados por los de Madrid. Los españoles que más ‘encadenados’ están a sus hipotecas son los de las Islas Baleares. Y no sólo porque sus cuotas mensuales sean las más altas (867 euros al mes), sino porque suponen casi la mitad de sus sueldos (47% de media). Los menos endeudados en relación con el salario son los hipotecados de Asturias (un 22%).

Casi un cuarto de siglo para pagar la hipoteca

Las hipotecas vascas están entre las más abultadas, aunque la cuota mensual apenas supera la media española. Ello se traduce en que la duración de los créditos hipotecarios es la segunda mayor de todas las comunidades autónomas. De media, un vasco emplea 297 meses (24 años y 9 meses) en pagar su hipoteca. Sólo están por encima los madrileños, que tardan 307 meses. En el segundo trimestre del año se advirtió un ligero descenso en el tiempo medio de duración en las hipotecas de los españoles. Resultados “contrarios a lo que venía siendo tendencia”, avisaba el Colegio de Registradores. “Estimamos una continuidad en la ligera tendencia alcista del periodo medio de contratación de los nuevos créditos hipotecarios, ya que, en la medida que el precio de la vivienda siga presionando al alza los importes de los créditos hipotecarios, una de las pocas vías a disposición del solicitante del crédito hipotecario para mantener favorables indicadores de accesibilidad es el alargamiento de los plazos de contratación”, reza el informe.

Los intereses más bajos se pagan en Euskadi

Tras un largo periodo de descensos en los tipos de interés de contratación inicial de los nuevos créditos hipotecarios, en el segundo semestre del año se produjo lo que los registradores creen “el inicio del cambio de dicha tendencia descendente”. Una percepción sustentada en un dato: el tipo medio inicial fue del 2,30%, frente al 2,26% del trimestre anterior, que supuso el mínimo de la serie histórica. Ahora bien, los vascos están a la cola en ese indicador, ya que el tipo de interés que suscriben de inicio en los préstamos hipotecarios es del 1,80%. Es junto a Navarra (con el 1,99%), la única comunidad autónoma que baja del 2%. “No está muy claro por qué en Euskadi se pagan intereses iniciales más bajos, aunque es posible que se deba a un tema de competencia entre entidades financieras, que aquí sería mayor”, dice Asier Fernández, director del Centro de Estudios del Decanato de Registradores del País Vasco. Los autores del estudio alertan de que a medio plazo, y fruto del previsible incremento de los tipos de interés por parte del BCE, “progresivamente se irán incrementando con mayor claridad los tipos de interés de contratación inicial. En consecuencia, es muy probable que los últimos trimestres se configuren como los que presentan unas condiciones de tipos de interés más bajos de un largo periodo histórico, debiendo esperar muchos años para contar con unas condiciones tan favorables desde el punto de vista del deudor hipotecario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *