Consejos para un consumo navideño racional y provechoso

kontsumoa-gabonetan

La llegada de la crisis en 2008 hundió el nivel de consumo en general y con él el consumo navideño. Ambos empezaron a recuperarse tímidamente en 2013-2014 y desde entonces han seguido creciendo. Según la encuesta sobre consumo navideño que realiza la multinacional de auditoría y consultoría Deloitte, en la Navidad de 2017 el gasto medio por hogar en el Estado español será de 633 euros, cifra que podría ser aproximadamente entre un 5% y un 10% mayor en la Comunidad Autónoma Vasca.

Más planificación, menos improvisación, regalos más prácticos… Estas fueron algunas de las nuevas pautas de consumo navideño que trajo la crisis y que, aunque desde hace unos años el gasto neto ha aumentado notablemente, siguen manteniéndose en buena medida. En cualquier caso, nunca está de más recordar algunos consejos que contribuyan a un consumo navideño racional y provechoso.

-Hacer una lista detallada de las compras realmente necesarias, que vamos a aprovechar y que podemos pagar sin caer en el sobreendeudamiento, fijando un presupuesto de gasto y tratando de no superarlo.

-Comparar productos y precios en distintos establecimientos y zonas.

-Adelantar y/o secuenciar las compras.

-En las compras en tiendas físicas, si es posible pagar en efectivo, ya que así somos más conscientes del gasto que estamos haciendo que pagando con tarjeta.

-En las compras online, pagar con tarjetas prepago o con un tope de dinero en vez de con la tarjeta asociada a la cuenta corriente.

-Vigilar la seguridad de los juguetes y los contenidos y edades recomendadas de los videojuegos.

-Congelar comida para no sobrecalentar el bolsillo. La alimentación es lo que más se encarece en la recta final previa a la Navidad. Pensar con tiempo los menús, comprar con antelación los alimentos y congelarlos nos puede proporcionar un buen ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *