SEGUROS DEL HOGAR

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque todos los seguros para la casa son muy parecidos entre sí, no son todos iguales e incluyen coberturas, limitaciones y hasta exclusiones diferentes. Por eso, es muy importante leer sus cláusulas muy atentos antes de contratar el seguro, para al final elegir el que ofrezca mayor protección y garantías.

Consejos a tener en cuenta:

-Leer la letra pequeña:

Es muy importante dar un repaso a la letra pequeña del contrato, ya que muchos de los problemas que surgen frente a un siniestro se deben a una mala información de las coberturas.

-Pedir información ante cláusulas complejas:

Es muy probable que los asegurados se encuentren con alguna cláusula más difícil de enterder o que no queden claras todas las coberturas para nuestra vivienda. Este problema puede solucionarse, a través de reclamar más información a la aseguradora o pedir explicaciones a nuestro agente de seguros.

-La inclusión o ampliación de coberturas :

Tenemos que fijarnos en qué coberturas están incluidas en los contratos, ya que no todos los seguros incorporan la responsabilidad civil, por ejemplo, y en función de la oferta incluir o ampliarlas con otras más especializadas..

Deben incluirse en la póliza los objetos de valor especial en los que se pueden incluir joyas, cuadros…

-Prestar atención a las indemnizaciones:

Tenemos que informarnos de lo que conllevan y, en especial, de las modalidades de indemnización cuando hay un siniestro, ya que puede generarse por sustitución del objeto o artículo siniestrado, reposición o con dinero en efectivo.

-Incluir los aparatos informáticos y tecnológicos:

Tenemos que recordar que las pólizas para el hogar deben tener cubiertos los aparatos de última generación que se tienen en las casas, desde los aparatos audio-visuales a los informáticos y sus periféricos.