REPARACIÓN DEFECTUOSA, PERITAJE FAVORABLE A LOS RECLAMANTES, AVISO DE JUICIO Y… SOLUCIÓN

Una comunidad de propietarios de la calle Oriamendi de Beasain, socia de EKA/ACUV, se dirigió a la oficina de esta asociación en Donostia para presentar una reclamación contra la empresa Aterki Isola S.L. Afirmaba la comunidad que la obra de reparación e impermeabilización realizada por dicha empresa en 2016 en dos balcones del edificio estaba mal ejecutada ya que al llover el agua no desaguaba por los aliviaderos y se formaban charcos.

Después de varias reclamaciones sin respuesta, EKA/ACUV logró hablar la empresa, que se reafirmó en lo que previamente había contestado a las quejas de la comunidad: que su obra estaba bien hecha, que la formación de charcos era precisamente la prueba de que su obra de impermeabilización estaba correctamente realizada, al no filtrarse ya el agua hacia abajo; que el problema de los charcos, por tanto, era por la configuración de los balcones y no por su trabajo de impermeabilización. Ante dicha respuesta, EKA/ACUV aconsejó a la comunidad realizar un informe pericial y, si le daba la razón, demandar judicialmente a la empresa, presentando dicho informe como prueba. Así suele procederse en estos casos.

La comunidad encargó el peritaje a un arquitecto técnico colegiado en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Gipuzkoa. Este analizó los informes periciales previamente realizados por las compañías aseguradoras de las dos viviendas afectadas, (Lagun Aro y Allianz), que confirmaban la mala ejecución de la obra, y el presupuesto de la obra de Aterki Isola; y además, por supuesto, visitó los balcones afectados. Tras ello, emitió un informe favorable a la comunidad: el motivo de la acumulación de agua en los balcones era la mala ejecución de las pendientes de los mismos y la incorrecta posición de los aliviaderos de evacuación del agua de lluvia, colocados en una cota superior a la de varios puntos del suelo de los balcones. El informe pericial destacaba que la cuestión de las pendientes y los aliviaderos estaba recogida en el presupuesto de la obra de Aterki Isola, adjuntando copia del documento.

De las dos opciones de reparación con que concluía el informe pericial, la comunidad eligió la segunda, valorada en 1.703 euros, y encargó el trabajo a otra empresa especializada. Paralelamente, Aterki Isola fue advertida del informe pericial y de la inminente presentación de una demanda judicial, ante lo cual esa empresa decidió abonar a la comunidad los citados 1.703 euros que esta pagó a la otra empresa, que resolvió definitivamente el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *