PREGUNTAS FRECUENTES DE LA PERSONA ASEGURADA

¿Qué es lo primero que debo hacer para contratar un seguro?

Podemos dirigirnos a una compañía aseguradora, a un agente o a un corredor para solicitar una oferta.

El cliente debe dar una serie de datos reales para que sea una póliza válida.

Si mentimos en el valor del objeto que aseguramos podemos sacar un provecho que vaya contra la ley.

¿Las Aseguradoras tienen que notificarnos el aumento en la prima?

La ley obliga a notificar la subida y tiene un plazo de dos meses.

El asegurado tiene dos alternativas:

  • Aceptar la modificación en el precio,
  • Rechazar la modificación y rescindir el contrato.

Si ocurre un siniestro ¿cuándo tienen que pagarnos las compañías aseguradoras?

Hay un plazo de cuarenta días para que nuestra compañía aseguradora ingrese la cuantía que crea justa por el siniestro sufrido por su cliente.

Es interesante la opción que tiene el asegurado de pedir la reparación o reposición del objeto cubierto.

¿Qué es el periodo de gracia?

Si la póliza ha vencido, nuestra compañía tiene la obligación de mantener su cobertura un mes desde el vencimiento.

¿Puedo dar de baja mi póliza de seguros realizando una llamada?

No, hay un plazo de un mes establecido en la Ley para que el asegurado notifique por escrito su intención de dar de baja la póliza.

¿Debo firmar el finiquito?

Resulta habitual que, una vez alcanzado el acuerdo con nuestro seguro, la compañía aseguradora nos haga un finiquito redactado en términos genéricos que, si es firmado por el asegurado, le tendrá por indemnizado por todos los daños y perjuicios sufridos en relación con el siniestro, teniendo por zanjada la reclamación y no se podrá exigir nada más.

Si no estoy conforme con la indemnización que me dan ¿cómo puedo reclamar a mi seguro?

La primera de las opciones que tiene el cliente es acudir a su aseguradora para manifestar las quejas que hay y la discrepancia con el servicio tramitador del siniestro.

Es el momento de plantear el problema o presentar la reclamación para que la compañía nos de una solución como asegurado.

Para ello, hay que dirigirse a la persona con quien contrató, que será la encargada de realizar todos los trámites en nombre del cliente. Si no se llega una solución, el siguiente paso es reclamar ante la de defensa del asegurado.

¿Quién es el defensor del asegurado?

La ley explica que es una entidad o un experto independiente que es designado por una o varias aseguradoras para la resolución de conflictos y reclamaciones de los asegurados contra su propia compañía de seguros. 

¿ Qué es la prima y porque me la suben?

La prima de un seguro es el pago que debe realizar el asegurado de la póliza a la compañía aseguradora para poder acceder a la cobertura correspondiente.

La prima puede distribuirse en un pago o varios a lo largo del año y es exigible a partir de la firma del contrato.

Lo primero que tenemos que mirar es si está contemplada en la póliza. Todos los seguros se suscriben por una cuota pactada entre el cliente y la compañía, por lo que la compañía puede aplicar un aumento sin previa consulta al cliente, siempre que lo permita el contrato.

La subida de la prima es perfectamente legal siempre y cuando la variación del precio esté contemplada en el contrato, por ejemplo, si has dado muchos partes o ha pasado un plazo de tiempo, etc…

Si la subida de la prima no está justificada para el uso que haces de ese seguro hay tres opciones: reclamar al seguro, quitar coberturas para tener un seguro más barato o cambiarte de entidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *