¡MUCHO CUIDADO CON LA CARTERA!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nuestra socia fue víctima de un hurto de cartera y estafa en las navidades del año 2018.

Todo sucedió en el supermercado de una gran superficie. Según le informó la policía cuando acudió a comisaría a poner la correspondiente denuncia, había sido víctima de una banda organizada que actuaba en este tipo de espacios con multitud de personas aprovechando el periodo navideño.

Al parecer, actúan varias personas compinchadas. Mientras una de ellas trata de averiguar la clave de la tarjeta de crédito situándose detrás de la futura victima en la cola del supermercado, incluso grabando con el móvil los movimientos al teclear la clave en el datáfono, uno de sus cómplices espera pacientemente en el parking.

Una vez obtiene la clave, comunica a su compañero la descripción de la víctima (ropa, fisonomía, cualquier cosa que pueda identificarle) para que, en un momento de descuido, en este caso concreto fue al devolver el carro de la compra a su lugar, poder acercarse a la víctima y amablemente realizarle alguna pregunta banal que le distraiga. Es en ese momento de descuido cuando aprovechan para sustraerle la cartera con todas las tarjetas bancarias.

Para cuando la víctima se percató de que no tenía consigo su cartera, habían realizado un gasto de alrededor de 2000€, todo ello en algo más de una hora, ya que se reparten entre varios todas las tarjetas de crédito y realizan compras en diferentes centros comerciales y tiendas de la zona.

Tras lo ocurrido, nuestra socia presentó las correspondientes reclamaciones ante los Departamentos de Atención al Cliente de sus entidades financieras, pero todas ellas rechazaron el reembolso de las cantidades ya que las operaciones habían sido realizadas utilizando el código PIN de sus tarjetas.

No conforme con las resoluciones emitidas, ya que había sido víctima de un hecho delictivo y no consideraba haber descuidado en ningún momento las medidas de seguridad necesarias en relación con las claves secretas de sus tarjetas, consultó con nuestra Asociación desde donde le recomendamos continuar reclamando a través del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España.

Tras unos meses de espera, nuestra socia recibió una notificación del Banco de España donde le informaban que las entidades financieras se habían allanado a la reclamación presentada, procediendo al abono en su cuenta corriente de las cantidades reclamadas, con un pequeño descuento de 150€ aplicado en concepto de franquicia por haberse producido las operaciones en el 2018.

Hoy en día cada vez son más los casos de hurto y estafa como el que sufrió nuestra socia, por ello desde EKA/ACUV recomendamos extremar las medidas de seguridad en relación a las claves secretas de las tarjetas: emplear claves secretas diferentes para cada tarjeta, evitar emplear fechas de nacimiento u otros datos localizables, evitar llevar los números anotados o taparse en el momento de teclearla en el datáfono de un comercio o cajero automático.