LA INTERVENCIÓN DE EKA/ACUV CONSIGUE LA DEVOLUCIÓN DE UN MÓVIL DEFECTUOSO QUE ADEMÁS “ESTABA EN RUSO”

Una socia de EKA/ACUV compró recientemente un móvil Samsung Galaxy J3 en una tienda de Donostia. Al llegar a casa y ponerlo en marcha descubre, sorprendida, que “está en ruso”; los textos del móvil están escritos en ruso, y también el libro de instrucciones, salvo un pequeño apartado en castellano. Además de eso, el móvil no funciona bien. Antes, al quitarle los plásticos, le hizo una pequeña raya al aparato en la parte posterior, obviamente sin querer.

Acude entonces a la tienda a pedir que se lo cambien por un modelo igual que funcione bien y le dicen que no, que en todo caso puede dejarlo allí para que lo revisen y valoren qué le cubre la garantía; y le advierten de que al tener una raya por detrás puede haber un mal uso por su parte, aunque la raya no tenga absolutamente nada que ver con que el móvil esté en ruso y no funcione bien.

Como el móvil contiene información personal, la consumidora no lo deja en la tienda en esa primera visita. Una vez retira del móvil esa información, vuelve a la tienda y le dicen que lo deje allí para que lo revisen pero que no le hacen “acuse” de haberlo depositado. De nuevo sale de la tienda sin dejar el móvil y llama a EKA/ACUV.

Esta asociación contacta con la tienda y le presenta una reclamación remarcando que no es normal ni admisible que el móvil funcione mal desde el principio y que si el aparato se deja en la tienda para su revisión la clienta debe recibir un justificante de ese depósito. EKA/ACUV advierte también al comercio de que si no contesta en el plazo de unos días presentará contra él una solicitud de Arbitraje de Consumo.

Tras varias discusiones telefónicas entre los responsables de la tienda (que dicen que el problema del móvil puede deberse a que se ha mojado o a cualquier otro “uso inapropiado” del teléfono) y la abogada de EKA/ACUV que interviene en el caso, el comercio se aviene a resolver el contrato: se queda con el aparato y devuelve a nuestra socia el dinero pagado por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *