ENDESA DEVUELVE 788 EUROS COBRADOS DE MÁS POR UN “INTERCAMBIO DE LECTURAS” DURANTE CASI DOS AÑOS

Los suministros (electricidad, gas, agua) son uno de los sectores del consumo que más reclamaciones generan. El año pasado, en la CAV, ocuparon el cuarto lugar (después de telecomunicaciones, electrodomésticos y servicios bancarios), con 2.317 reclamaciones, el 10,02% de las 23.128 reclamaciones que sumaron todos los sectores. Los errores en la facturación y las lecturas incorrectas son uno de los problemas más reclamados por las personas consumidoras en el ámbito de los suministros, especialmente en la electricidad y el gas. El caso que explicamos a continuación es uno de ellos; pero no uno cualquiera, ya que se trata, al parecer, de una confusión entre contadores por parte de Endesa, quien lo denomina “intercambio de lecturas”.

El socio guipuzcoano de EKA/ACUV E.A.O. tiene un piso en Barcelona donde durante unos años vivió un hijo suyo, mientras estudiaba en la ciudad condal. Al cabo de unos meses allí, el hijo se percató de que los recibos mensuales de la electricidad eran excesivamente altos para el consumo que él, que vivía solo, hacía. Su escaso consumo y las facturas no cuadraban, y con el tiempo empezó a sospechar que tal vez Endesa le estaba cobrando el consumo de la familia de cuatro miembros que vivía en el piso de al lado. ¿Es posible que ocurra algo así? Lo es.

El proceso de reclamación a Endesa por parte de nuestro socio, primero por su cuenta y después con la ayuda de la oficina de EKA/ACUV en Donostia, fue largo y salpicado de silencios y respuestas evasivas de la compañía, quien finalmente terminó reconociendo su error, “irregularidad por parte de la distribuidora a razón del intercambio de lecturas”, y devolvió a E.A.O. los 788 euros cobrados de más entre octubre de 2012 y agosto de 2014. ¿Ese “intercambio de lecturas” que reconoce Endesa es la confusión de contadores (el de su piso con el del piso vecino) que sospechaba el hijo de nuestro socio? Endesa no lo dice, no lo especifica. Pero tiene toda la pinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *