El servicio de mantenimiento de endesa, incapaz de arreglar una caldera tras cinco intervenciones

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

Un socio de EKA/ACUV tenía contratados con Endesa el suministro de gas de su casa y el servicio de mantenimiento de la instalación. A mediados de junio del año pasado le falló el agua caliente sanitaria y llamó a dicho servicio de mantenimiento. 23 de junio, 15 de julio, 28 de julio, 16 de septiembre y 24 de septiembre. Esas son las fechas de las nada menos que cinco visitas de los técnicos del servicio de mantenimiento de Endesa al domicilio de nuestro socio, en las que revisan y cambian varias piezas (filtros de grifería, “acuasensor”, grifos termostáticos…), con un coste total para el cliente de 275,5 euros y… ¡sin conseguir que funcione el agua caliente! Le dicen entonces que la única solución es cambiar la tarjeta de la caldera, lo que cuesta unos 300 euros, o comprar una caldera nueva.

Harto de la clamorosa ineptitud del servicio de mantenimiento de Endesa, nuestro socio llama al servicio técnico de la marca de la caldera, Fagor, que acude el 21 octubre, cambia una pieza de la caldera que cuesta 26,14 euros… y vuelve a salir agua caliente por los grifos y la ducha. Lo que Endesa no logra arreglar en cinco intervenciones lo hace en una sola y en un momento Fagor, cuya factura (la pieza más el desplazamiento y la mano de obra) asciende a 95,15 euros.

Nuestro socio reclama a Endesa entonces que le devuelva el dinero que le cobró por sus cinco intervenciones (infructuosas) más el dinero abonado al servicio técnico de Fagor: 370,9 euros en total. Sorprendentemente, Endesa Energía, S.A. se niega. La segunda reclamación, ya con la ayuda de EKA/ACUV, obtiene el mismo resultado. Fue necesaria una tercera reclamación (dirigida al Defensor del Cliente de Endesa) para que la empresa diera el brazo a torcer y pagara a su cliente (que enseguida se dio de baja del penoso servicio de mantenimiento) el dinero reclamado.

Y contenta podría estar Endesa de que este usuario no quisiera ir más allá, por ejemplo demandándola judicialmente por daños y perjuicios, por tenerlo cuatro meses largos sin agua caliente y encima tener que soportar y pagar cinco visitas e intervenciones inútiles de su incapaz servicio de mantenimiento.

EKA/ACUV recomienda a los usuarios que no contraten los servicios de mantenimiento de las empresas suministradoras de gas, que en general son caros y bastante deficientes, y que en su lugar contraten el mantenimiento con los servicios técnicos de la marca de la caldera que tengan, o los llamen cuando tengan una avería.