Dos socios de EKA/ACUV consiguen que les cambien un sofá defectuoso

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En mayo del año pasado, los socios de EKA/ACUV A.N. y C.C. recibieron en su casa un sofá adquirido por 1.400 euros a una empresa llamada Mercatresillo. El mueble presentaba varios defectos y los empleados de Mercatresillo acudieron varias veces a cambiar algunas piezas del mismo. Pero nuestros socios no estaban satisfechos con el resultado y pidieron que les cambiaran el sofá por otro igual pero en perfecto estado. La empresa accedió al cambio, pero les llevó un sofá de distintas características y con otras medidas, además de un recibo de entrega a modo de factura que tampoco reunía las condiciones reglamentarias. A.N. y C.C. protestaron e insistieron en reclamar el sofá exacto que habían pagado. Mercatresillo no les hizo caso y entonces intervinieron los abogados de EKA/ACUV con una nueva reclamación. La empresa, que en ese periodo ha cambiado de nombre y de gerente, se muestra reticente en principio. El nuevo gerente resulta ser el dueño de la fábrica que suministró el primer sofá. Finalmente, mediante el diálogo y sin necesidad de pasar a mayores, la empresa accedió a la reclamación de nuestros socios y les llevó el sofá que en su día habían elegido y pagado.