AVIS reembolsa el dinero cobrado indebidamente por un desperfecto en un coche alquilado

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El pasado 3 de mayo, el socio de EKA/ACUV J.D.A. alquiló para un día un coche marca Mercedes a la empresa Avis en la oficina que esta tiene en el aeropuerto de Loiu. Al recogerlo, comprobó que tenía una abolladura en el capó, lo cual quedó registrado en el contrato de alquiler. J.D.A. devolvió el Mercedes al día siguiente en la misma oficina y sin ningún otro desperfecto que el que ya tenía el vehículo cuando se lo entregaron.

Su sorpresa fue mayúscula cuando Avis le cargó en la tarjeta de crédito con la que pagó los 65 euros del alquiler otros 345 euros en concepto de “reparación de accidente”. Con la ayuda de la oficina de EKA/ACUV en Getxo, unos días después nuestro socio reclamó a AVIS la devolución de esos 345 euros que le habían cobrado indebidamente.

La empresa respondió que la abolladura no “constaba detallada” (se entiende que en el contrato de alquiler), admitió que eso fue un error suyo y comunicó que, “como gesto comercial de Avis”, había realizado ya el reembolso de los 345 euros.

Las conclusiones que podemos extraer de este caso son obvias. Al recoger un vehículo de alquiler hay que revisarlo, darle al menos un vistazo por fuera y por dentro. Si se observa algún defecto o anomalía importante, mejor renunciar a él y pedir otro en perfecto estado. Si el defecto es leve (un roce, una pequeña abolladura) y no nos importa, debemos asegurarnos de que eso quede reflejado en el contrato o en el parte de entrega. Y al devolver el vehículo, si no le hemos causado ningún daño, asegurarnos de que la empresa lo revisa y lo constata en el parte de devolución. Y si le hemos causado algún daño, comunicarlo; porque hay que ser legales y honestos en todos los casos.