10 EJEMPLOS DE CLÁUSULAS CONTRACTUALES CONSIDERADAS ABUSIVAS POR VINCULAR EL CONTRATO A LA VOLUNTAD DE LA EMPRESA

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre) detalla una extensa lista de causas por las cuales una cláusula contractual puede considerarse abusiva. Una de ellas es la vinculación del contrato a la voluntad de la empresa o comercio frente a la otra parte, es decir, frente al consumidor o usuario. Veamos 10 ejemplos.

1-Las cláusulas que otorguen al empresario el derecho a decidir si el bien (el producto) o el servicio responden a lo estipulado en el contrato.

2-Las cláusulas que concedan al empresario la facultad de interpretación o modificación unilateral del contrato, excepto, en el segundo caso, de que concurran motivos válidos especificados en el propio contrato.

3-Las cláusulas que permitan al empresario consignar fechas de entrega meramente indicativas condicionadas a su voluntad.

4-Las cláusulas que supediten el cumplimiento de las prestaciones a una condición que dependa únicamente de la voluntad del empresario cuando al consumidor se le haya exigido un compromiso firme.

5-Las cláusulas que prevean la fijación del precio en el momento de entregar el bien o el servicio u otorguen al empresario la facultad de aumentar el precio final respecto al precio convenido, sin que haya razones objetivas para ello y sin reconocer al consumidor el derecho a resolver el contrato si el precio final supera con creces al estipulado inicialmente.

6-Las cláusulas que conceden al empresario un plazo excesivamente prolongado o no claramente determinado para aceptar o rechazar una oferta contractual o satisfacer la prestación debida.

7-Las cláusulas que permitan al empresario resolver anticipadamente un contrato de duración indeterminada si no reconocen al consumidor la misma facultad o las que faculten al empresario a resolver los contrados de duración indefinida en un plazo desproporcionadamente corto o sin una notificación previa con una antelación razonable.

8-Las cláusulas que prevean la prórroga automática de un contrato de duración determinada si el consumidor no se manifiesta en contra y que fijen una fecha límite que impida al consumidor expresar su voluntad de no prorrogar el contrato.

9-Las cláusulas que vinculen incondicionalmente al consumidor al contrato aunque el empresario no haya cumplido con sus obligaciones.

10-Las cláusulas que impongan una indemnización desproporcionadamente alta al consumidor que incumpla sus obligaciones contractuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *