Vodafone devuelve a un socio de EKA/ACUV los importes cobrados por un servicio no solicitado ni contratado conscientemente

Velbox

En sus facturas de Vodafone de marzo y abril el socio de EKA/ACUV J.J.U.G. ve sendos cargos de 14,50 y de 7,25 euros con el concepto Velbox Playplanet. “¿Velbox Playplanet? ¿Qué es eso?”, se pregunta, tan sorprendido como alarmado.

Acude a nuestra oficina en Bilbao y uno de nuestros abogados le pregunta si ha contratado algún servicio telefónico con una empresa con ese nombre. Nuestro socio asegura que no, que de ninguna manera. Una sencilla búsqueda en Google sirve para descubrir que Playplanet es “una webapp para Android que permite la descarga de aplicaciones de juegos nativas”, uno de los servicios de Velbox, una empresa de “productos de entretenimiento para el móvil”, y que un gran número de consumidores, muchos de ellos clientes de Vodafone, se quejan de estar siendo estafados por la misma al prestarles (y cobrarles su compañía telefónica a través de “Pagos a terceros”) unos servicios que afirman no haber contratado, no al menos conscientemente.

Es exactamente lo mismo que le ha ocurrido a J.J.U.G., quien con la ayuda de EKA/ACUV reclama a Vodafone, el 3 de mayo, la devolución de los citados importes y la anulación de “Pagos a terceros”, un servicio de Vodafone del que no fue informado al firmar el contrato con la telefónica. La respuesta de Vodafone es inmediata, el mismo día: devuelve los 21,75 euros y dice que “trasladará dicha información al Proveedor (a Velbox), quedando a disposición de éste la opción de tomar las medidas que estime necesarias”.

Desde entonces, nuestro socio no ha vuelto a tener noticias de Velbox.

EKA/ACUV aconseja no realizar contrataciones por teléfono (de telefonía, electricidad, suministros en general…), sino en persona y leyendo con la máxima atención el contrato para evitar contratar servicios o prestaciones que no se desean o que no se necesitan.

Reproducimos a continuación la respuesta a una consulta publicada en el número de febrero de 2016 de la revista Consumer sobre los mensajes SMS Premium, cuyo modus operandi es muy similar al explicado anteriormente en el caso de Velbox y sus servicios:

“Los SMS premium son mensajes de pago sobre temas diversos (deportes, moda, política, etc.), que envían las compañías de servicios de tarificación adicional a los móviles de los usuarios. Estas empresas actúan en concierto con los operadores de acceso a la red (las telefónicas), que son quienes cobran los importes de esos mensajes al consumidor. Como ocurre en cualquier contrato de servicios, el consumidor debe activar o aceptar esta suscripción, siempre y cuando sea consciente de en qué consiste: en recibir todos los días uno o varios mensajes (hasta 5 y 6), cada uno de los cuales le costará una media de un euro. Sin embargo, la inmensa mayoría de los suscriptores contratan este servicio sin saberlo, pinchando en banners o respondiendo a llamadas o mensajes no solicitados que las empresas de SMS premium colocan en Internet o envían a los móviles como cebo y sin ninguna explicación. En estos descuidos ayuda la falta de información de las compañías telefónicas a sus clientes sobre estos sistemas de contratación. Hay que recordar que también ellas se benefician económicamente, ya que actúan como ‘socios en el negocio’, junto a las empresas citadas. Por esa evidente y grave desinfomación, casi todos los casos demandados en los juzgados por los usuarios terminan con la condena a la compañía telefónica correspondiente a devolver a su cliente los importes abonados por los SMS premium”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *