Una socia de EKA/ACUV pone fin al trapicheo con sus datos personales entre EDP, Vertix y Endesa

ENDESAYEDP

Hay personas consumidoras que conocen bien sus derechos, que saben cómo defenderlos y que son capaces de presentar una reclamación tan elocuente y precisa como la que, literalmente, reproducimos a continuación. Su autora es la socia de EKA/ACUV M.V.V.G. y se dirige a la compañía que le suministra el gas: EDP Comercializadora.

“Asunto: Protección de datos. Bilbao, 8 de noviembre de 2016. Señores: A continuación les expongo la experiencia que he tenido en mi domicilio. El pasado 27 de mayo se presentó una señorita en mi casa diciéndome que era de Endesa y que quería comprobar si me estaban aplicando el boletín correcto. Como venía preguntando con mis datos completos, es decir, nombre y dos apellidos, le pregunté que cómo los había obtenido y me dijo que estaban en la tablet que traía, pero no supo decirme cómo habían llegado allí. Le pedí que se identificara solicitándole nombre y apellidos y también le pedí que me diera la dirección de la oficina para la que ella trabajaba.

Me dio unos datos que no fueron muy precisos y, tal como yo pensaba, en esa dirección no había ninguna oficina de Endesa. Estuve también en un local oficial de Endesa que localicé y allí me confirmaron que mis datos no los tenían, no les aparecían en su base de datos, como debiera ser correcto puesto que no he sido hamás cliente de esa compañía.

Pues bien, el 27 de octubre, cinco meses después, vuelvo a recibir visita en mi casa, esta vez de un comercial, con la misma historia. Hago las mismas indagaciones que con la visita de mayo y en esta ocasión consigo datos más concretos: la empresa para la que trabajaba se llama Vertix y se encuentra en Alda. San Mamés, 42,1º dcha. Acudo a esa dirección y, a pesar de que voy dentro del horario que ponía en el cartel que había en la puerta, no encuentro a nadie.

Como yo había realizado averiguaciones en Internet, localicé que esa firma tenía oficinas en Barcelona y en Madrid. Llamé al teléfono de Barcelona y, en respuesta a mis preguntas, me respondieron que son colaboradores de Endesa, que en Bilbao no tenían ninguna oficina, que las distribuidoras facilitan información básica, como por ejemplo, nombre, dos apellidos, dirección y número de contador, y que si deseo que desaparezcan estos datos de sus archivos debo ponerme en contacto con Atención al Cliente de Endesa.

Como esta situación me parece un auténtico despropósito, no estoy dispuesta a que mis datos estén en manos de ninguna empresa con la que no he mantenido ningún tipo de relación y aconsejada por la Organización de Consumidores y Usuarios del País Vasco, EKA/ACUV, de la que soy socia, deseo que me confirmen por escrito que, en base a la Ley de Protección de Datos, no han cedido los mismos a ninguna compañía ni eléctrica ni de gas ni empresas colaboradoras sin autorización.

Quedo pendiente de sus noticias. Mientras tanto reciban un saludo de M.V.V.G.”.

EDP Comercializadora le responde al día siguiente, 9 de noviembre, notificando que ha recibido la reclamación. El 7 de diciembre la empresa envía otra carta a nuestra socia diciendo que en breve le dará una respuesta definitiva. Y se la da el 19 de diciembre: “Muy Sra. Nuestra: Atendiendo a su petición en donde ejerce su derecho de cancelación de sus datos personales, en aplicación de la legislación vigente le comunicamos que hemos adoptado las medidas oportunas con el fin de dar cumplimiento a su solicitud”.

EDP no responde exactamente a la petición de M.V.V.G., que era que le confirmara que no había dado sus datos a ninguna empresa. Lo que dice EDP, o eso se entiende, es que no va a hacerlo en adelante. No obstante, nuestra socia da por terminado el asunto conformándose al menos con no vuelva a molestarla nadie a quien EDP haya dado sus datos personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *