“Se corre el riesgo de que el consumo cultural de los más ricos se financie con los impuestos de todos”

Beatriz Plaza & Vitoria M. Ateca

Nota de prensa difundida por la UPV/EHU el 18-10-2017.

El libro ‘Enhancing Participation in the Arts in the EU: Challenge and Methods’ de Beatriz Plaza y Victoria Ateca aborda diferentes dimensiones de los hábitos culturales de los europeos.

Las profesoras e investigadoras de la Facultad de Economía y Empresa de la UPV/EHU Beatriz Plaza Inchausti y Vitoria Mar¡a Ateca-Amestoy son coautoras y editora del libro Enhancing Participation in the Arts in the EU: Challenge and Methods (Aumentando la participación en las actividades culturales en la UE: Retos y procedimientos). Se trata de una obra colectiva publicada por Springer y aborda diferentes dimensiones de cómo es la participación en actividades culturales en la Unión Europea y qué implicaciones económicas, sociales y políticas tiene.

“A pesar de que los hábitos culturales son diferentes entre países, existen patrones comunes. El más importante: el papel de la educación a la hora de explicar el consumo cultural. No se trata tanto de diferencias por nivel de renta, sino de diferencias por nivel de educación. Además, se observa que la mayor barrera a la participación hoy en día no es la falta de oferta, el precio o las restricciones de tiempo, sino la falta de interés”, explica Victoria Ateca, coautora y coeditora del libro.

Asimismo, Ateca alerta que, si la participación cultural no es inclusiva, se expone a que el consumo cultural de los más ricos se sufrague con los impuestos de todos. “No es suficiente con reconocer un derecho a acceder y disfrutar la cultura. Ese acceso tiene que ser efectivo, la equidad en el acceso ha de ser real. Si no, se corre el riesgo de que la financiación de la cultura sea regresiva: se financia el consumo cultural de los más ricos con los impuestos de todos”.

En el libro se ponen en cuestión algunas ideas preconcebidas sobre la participación cultural y sus implicaciones económicas y sociales. De esta forma, el trabajo expone que el bien cultural más caro producido hasta la fecha es un videojuego; duda de algunas técnicas y estudios que concluyen el alto valor multiplicador de algunos eventos y que llevan a afirmaciones tipo: “por cada euro que ponga nuestra institución pública, se generarán X euros gracias al gasto de los visitantes”; o certifica que el porcentaje de turismo cultural en Euskadi es alto, pero la relación entre recursos y resultados queda por debajo de la media de España.

“La gastronomía, San Juan de Gaztelugatxe, el Flysch de Zumaia o el paisaje de la Rioja Alavesa son algunos de los recursos culturales con los que contamos y que podrían ayudan a diversificar la actividad en torno al turismo de las ciudades. El turismo cultural del País Vasco tiene todav¡a potencial para crecer a pesar de que ha mejorado constantemente a lo largo de la última década. La conclusión importante es que podemos utilizar nuestro potencial mejor”, asegura.

Para saber más: CAMPUSA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *