Orange incumple un contrato y termina aceptando cancelar una deuda derivada del mismo

logo-orange

La pasada primavera, S.G.C., socia de EKA/ACUV, contrató con Orange un “pack” de línea de teléfono fijo, ADSL y línea de móvil con compra de terminal. La línea de móvil y el aparato funcionaron bien desde el primer momento, pero el fijo y el ADSL, no.

Al ver que pasan los días y el servicio de línea fija y de ADSL no arrancan, no funcionan, S.G.C. comunica por teléfono a Orange que abandona la compañía y va a una tienda de la empresa a devolver el router y el terminal móvil. El router se lo aceptan, pero el móvil, no, porque, le dicen, “tienes un contrato en vigor”, un contrato que Orange ha incumplido gravemente al no dar servicio de línea fija ni de Internet. Va entonces nuestra socia a otra tienda y tampoco en esta le cogen el móvil. ¿Por qué el router sí y el móvil no? Orange sabrá. Así que S.G.C. se queda con el terminal y cambia de compañía.

Al poco tiempo recibe una carta simple, no certificada, de I.S.G.F. Informes Comerciales, S.L. que le recuerda que tiene una deuda pendiente con Orange de 242 euros por el coste del terminal y que si no la salda será incluida en un fichero de morosos, cancelarán su número de móvil y la demandarán judicialmente. S.G.C., que intentó por dos veces devolver el aparato y no se lo admitieron, no contesta, y la citada empresa de recobros le manda otra carta dándole un plazo de una semana para pagar los 242 euros y evitar las consecuencias anunciadas.

A la segunda advertencia sí responde. Asesorada por EKA/ACUV, S.G.C. contesta que la presunta deuda no está acreditada ni se la han comunicado fehacientemente, por burofax y adjuntando copia del contrato, como ordena la Ley en estos casos, que por ello deben cancelar tanto la deuda como sus datos personales y que si no lo hacen en un plazo máximo de cinco días denunciará el caso ante la Agencia de Protección de Datos. La respuesta de I.S.G.F. Informes Comerciales, S.L. es inmediata, el mismo día: paraliza la gestión de cobro de la deuda; Orange verá si insiste en reclamarla y en aplicar las medidas anunciadas en la primera carta que recibió nuestra socia. Eso fue el 18 de mayo de este año. Y desde entonces S.G.C. no ha vuelto a saber nada de Orange ni de ficheros de morosos ni de demandas judiciales. “Supongo que Orange asumió que lo había hecho fatal no dándome los servicios contratados y no admitiendo la devolución del terminal móvil y se olvidó de mí”, comenta nuestra socia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *