Muchos disfraces, pelucas y máscaras son potencialmente peligrosos

EKA/ACUV recomienda extremar la precaución en la compra y uso de artículos de Carnaval.

Muchos de los disfraces, máscaras y pelucas a la venta en el comercio incumplen las normas de calidad y seguridad establecidas y son potencialmente peligrosos. EKA/ACUV ofrece una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de comprar y usar estos productos.

Una buena parte de los productos no alimenticios prohibidos y retirados del mercado por presentar riesgos para la salud de los usuarios son juguetes, prendas y artículos para niños y bebés. Y también abundan los artículos típicos de Carnaval, como disfraces, pelucas y máscaras, prohibidos porque incumplen los requisitos legales sobre combustibilidad y arden con facilidad, porque tienen orificios insuficientes para la nariz y/o la boca y pueden provocar asfixia, porque contienen elementos tóxicos que pueden provocar reacciones alérgicas…

Consejos sobre la compra y uso de artículos de Carnaval

-Los disfraces para menores de 14 años se consideran juguetes y en su etiquetado no pueden faltar los siguientes datos: nombre y marca del producto; datos de identificación del fabricante, importador o distribuidor; instrucciones y advertencias de uso; y el sello CE.

-Los disfraces deben estar hechos con materiales no inflamables o de baja combustibilidad. Además, los destinados a los más pequeños no deben llevar cuerdas o cordones en la zona del cuello.

-En los disfraces para adultos, el etiquetado debe ser como el de la ropa normal.

-Las máscaras o caretas deben tener orificios adecuados y suficientes para los ojos, la nariz y la boca.

-Respecto a las pelucas, debemos mirar la etiqueta y comprobar que no tienen materiales fácilmente inflamables.

-Para evitar posibles reacciones alérgicas con el maquillaje, debemos mirar previamente la fecha de caducidad y los ingredientes del cosmético.

-Para evitar quemaduras en los disfraces (no olvidemos que muchos de ellos son muy inflamables) conviene mantenerse alejado de fuentes de calor: estufas, mecheros, cigarros, petardos, fuegos artificiales, etc.

-Como con cualquier otro producto de consumo, debemos pedir y conservar el tiquet de compra o la factura por si fuera necesario presentar una reclamación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *