LA UPV/EHU PUBLICA EL LIBRO ‘GUÍA PRÁCTICA DE ALIMENTACIÓN PARA PERSONAS MAYORES’

El Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha publicado la ‘Guía práctica de alimentación para personas mayores’, un libro con recomendaciones para esa etapa de la vida desde el punto de vista de la nutrición.

En su elaboración han participado Virginia Andía, dietista-nutricionista en el Centro integral de atención a mayores ‘San Prudencio’, del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, y los profesores de la UPV/EHU Carlos Abecia Inchaurregui, del Departamento de Salud Pública, Enrique Echevarría Orella, del Departamento de Fisiología, y Alfredo Fernández Quintela, Iñaki Milton Laskibar y María Puy Portillo Baquedano, del Grupo Nutrición y Obesidad del Departamento de Farmacia y Ciencias de los Alimentos y miembros del CIBER Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Instituto de Salud Carlos III).

El envejecimiento es un proceso complejo, irreversible, progresivo y natural. Conlleva cambios morfológicos, psicológicos, funcionales y bioquímicos que generan una limitación de la capacidad de adaptación del organismo al medio. Las modificaciones que acompañan al proceso de envejecimiento afectan a la nutrición y la alimentación de la persona mayor. Por ello, en esa edad existe una necesidad específica de nutrientes, lo que explica la vulnerabilidad de los ancianos desde el punto de vista nutricional, socio-económico y sanitario.

Las personas mayores, por lo tanto, son un grupo poblacional que precisa una elevada demanda de atención socio-sanitaria, que incluye diversos ámbitos, entre los que se encuentra la atención nutricional. Esta es imprescindible a la hora de prevenir y alcanzar el mejor estado nutricional posible, que será uno de los principales responsables de un proceso de envejecimiento con una adecuada calidad de vida desde el punto de vista de la salud, psicológico y social.

La tasa de envejecimiento ha experimentado en los últimos años un incremento considerable como consecuencia del aumento de la esperanza de vida y de la mejora en la atención socio-sanitaria. A nivel mundial, España ocupa el quinto lugar de países con más población de 80 años o mayor de esa edad. En el País Vasco, según los datos del Instituto Vasco de Estadística (EUSTAT), entre 1981 y 2013 la población con 65 o más años dobló su representación al pasar del 9,2% al 20,2%, y en 2014 la esperanza de vida de la mujer estaba en 85,4 años mientras que la de los hombres se quedaba en los 78,9 años. Para el año 2025 las previsiones apuntan a que las mujeres alcanzarán una esperanza de vida de 88,4 años y los hombres, 82,6 años.

El objetivo de la guía publicada por el Servicio Editorial de la UPV/EHU es marcar las pautas que se deben seguir para conseguir que la alimentación de las personas mayores sea adecuada. “Al dar estas pautas, se están teniendo en cuenta una gran cantidad de factores que influyen en la alimentación en esa etapa de la vida –explican los especialistas-. Así, se marcan las adaptaciones que es necesario realizar como consecuencia de la disminución de funcionalidad que experimentan las personas de edad avanzada, tanto en los sentidos como en las diferentes funciones fisiológicas. También se abordan las precauciones que se deben adoptar en función del tratamiento farmacológico que estas personas estén siguiendo. Esto es importante porque son numerosas las interacciones entre fármacos y alimentos, y porque, con frecuencia, las personas de edad avanzada constituyen un colectivo polimedicado”. La guía aporta algunas recomendaciones, basadas en la evidencia científica y, por supuesto, en el Documento de Consenso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE).

A lo largo de sus capítulos podremos conocer los cambios fisiológicos asociados al envejecimiento, las patologías más frecuentes en las personas mayores o las necesidades nutricionales e ingestas recomendadas para ellas. Además, se dedican otros capítulos a aspectos dietéticos generales, a esbozar los efectos no deseables de los fármacos sobre la utilización de los nutrientes y a describir los servicios asistenciales existentes. La guía también incluye una serie de anexos para estudiar la alimentación de las personas mayores.

Como comentan sus autores, la publicación “va dirigida en primer lugar a la población general, en concreto a personas mayores que todavía son autónomas y viven solas, y que por tanto son responsables de su propia alimentación. Pero también a personas más jóvenes que tienen a su cargo a personas mayores. No hay que olvidar que un porcentaje importante de personas mayores viven en residencias, por lo que esta guía también está destinada a dichas instituciones y a otros centros geriátricos en los que se sirvan comidas a personas de edad avanzada. Finalmente, dado que en algunas residencias la comida proviene de empresas de catering, esta guía también puede ser de utilidad para ellas”.

Nota de prensa de la UPV/EHU emitida el 09-04-2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *