Consejos sobre la contratación de telefonía e Internet

Contratación telefonía e Internet

Reportaje publicado en el número 26 de la revista kontsumoBIDE

Los servicios de telefonía e Internet pueden contratarse cómodamente en los establecimientos comerciales de la compañía, a través de su página web o por teléfono. Sin embargo, debes prestar mucha atención a las ofertas que te hagan y revisar bien las condiciones de contratación antes de dar el paso.

Según los datos recogidos en la Memoria 2015 de Kontsumobide, el sector de las telecomunicaciones sigue siendo el más reclamado. De las 21.221 reclamaciones que se han tramitado a través de las diferentes oficinas de consumo (Kontsumobide, Asociaciones de Personas Consumidoras y OMIC), un 37,28% se han dirigido a este sector. Entre los motivos que las personas consumidoras alegan para reclamar, destacan la facturación o el incumplimiento del contrato/oferta.

Una manera sencilla para prevenir posibles problemas es valorar detenidamente las condiciones de los servicios ofertados, especialmente cuando una compañía telefónica realiza una llamada con fines comerciales. En ocasiones es la propia persona consumidora la que se pone en contacto con la compañía, después de haberse informado sobre las ofertas (a través de Internet, publicidad, etc.).

Cuando es la compañía quien te llama sin previo aviso, antes de aceptar ninguna oferta, debes valorarla con tranquilidad. Recuerda que, en caso de que aceptes la oferta, deberán mandarte el contrato por escrito o en cualquier soporte duradero (fax, e-mail o SMS). Además, el contrato solo será vinculante una vez hayas enviado tu acuerdo por escrito (papel, e-mail, fax o SMS).

Gastos que debes reclamar

Aunque todavía no te hayan prestado ningún servicio, algunas compañías cobran los denominados “gastos de gestión” cuando realizas una contratación y decides desistir del contrato. En este caso, no deben cobrarte nada, por lo que puedes reclamar ese importe. Al darte de baja, deben cobrarte únicamente el importe facturado hasta el día en el que se cancele el servicio, nunca el mes entero. Si es así, debes reclamar.

En el caso de que no te hayan dado de alta en alguno de los servicios que hayas solicitado, puedes desistir por incumplimiento del contrato. Si optas por desistir y la compañía te cobra, por ejemplo, los gastos de instalación del teléfono fijo o te aplica una penalización por incumplimiento de permanencia, debes reclamar.

Cambio de tarifa por parte de las compañías

Las compañías telefónicas pueden modificar sus tarifas (telefonía fija, móvil e Internet) siempre y cuando te avisen con un mes de antelación. En este caso, si decides marcharte, tienes derecho a desistir del contrato y, aunque tengas permanencia, no deben cobrarte la penalización. Este derecho no afecta a los terminales financiados ni a los seguros de protección por robo o rotura. En este último caso, si decides resolver el contrato, pueden cobrarte los plazos restantes.

Cambio de domicilio

Si en la nueva dirección no dispones de cobertura suficiente o no se puede hacer el traslado de la línea que tenías en tu anterior domicilio, tu compañía puede que te ofrezca un nuevo contrato con otro número de teléfono. Si no te interesa y decides darte de baja pueden cobrarte la penalización por incumplimiento de contrato, siempre que tengas permanencia.

Cancelar una contratación

Si después de contratar te arrepientes, dispones de 14 días naturales para cancelarlo, siempre y cuando no se haya iniciado el servicio. Debes contar los días desde el momento en que has celebrado el contrato. Ten en cuenta que es poco tiempo el que tienes para dar marcha atrás.

Cuando llevas un tiempo con el servicio contratado, puedes darte de baja en cualquier momento, aunque tengas contrato de permanencia. En este caso, debes tener en cuenta que la operadora podrá exigirte una penalización por incumplimiento de compromiso. Es aconsejable conocer el importe de la penalización antes de realizar una contratación.

Consejos

-Infórmate previamente sobre las características del servicio que vas a contratar.

-Tómate tu tiempo para pensar y si te han llamado por teléfono pide las condiciones por escrito.

-Guarda siempre la publicidad y toda la documentación relacionada con el servicio que hayas contratado: facturas, contrato y los mensajes que hayas intercambiado con la operadora.

-Tras la contratación, la compañía debe enviarte una copia del contrato con las condiciones del mismo. Si no la recibes, exígela y consérvala.

-Al realizar una portabilidad, comprueba si tienes permanencia en tu actual compañía.

-Recuerda que tienes derecho a que la portabilidad se haga efectiva en el plazo de un día laborable.

* Si reclamas, pide y guarda en número de referencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *