CONSEJOS PARA EVITAR PROBLEMAS EN EL ALQUILER POR INTERNET DE APARTAMENTOS PARA VACACIONES

Sobrecargos no advertidos, problemas con la cancelación, categoría y prestaciones inferiores a las anunciadas… incluso estafas puras y duras: el apartamento cuyo alquiler ya hemos pagado… ¡no existe! Son algunos de los riesgos a los que nos exponemos al contratar por Internet el alquiler de un apartamento para las vacaciones. Así pues, conviene ser precavidos y tratar de hacerlo con la mayor seguridad posible.

-Contrata en páginas web seguras, cuya dirección empiece por https:, que muestren el icono de un candado cerrado, que ofrecan una dirección física, mejor aún si muestran algún sello de garantía, por ejemplo el de Confianza Online.

-Lee los términos y condiciones generales de las web para saber cómo funcionan y si te ofrecen algún plus de seguridad y de garantía.

-Presta atención a cómo gestionan los pagos. Algunas plataformas de mediación para alquiler retienen la cantidad abonado por el cliente y no se la entregan al arrendador hasta 24 horas después de tu llegada, de forma que dispones de un tiempo extra para comprobar que todo está correcto.

-Usa los medios de pago que indica que web. Si recurres a otras vías de pago alternativas la plataforma se desentenderá de posibles reclamaciones y será más fácil que te estafen.

-Antes de pagar, comprueba el coste final y los posibles cargos desglosados. Además de la estancia por día, o por el número de personas que se alojarán en el apartamento, puede que tengas que pagar por otros conceptos, como la comisión para la web, plaza de aparcamientos, servicio de limpieza, impuestos locales… No dudes en resolver estas dudas con la persona o empresa propietaria del apartamento.

-Pregunta si debes depositar fianza, su cuantía, las incidencias que cubre y sus condiciones de devolución.

Sé precavido, trata de contrastar la información

-No te fíes de los chollos, de los alquileres de inmuebles a precios demasiado bajos.

-Ten en cuenta que las fotografías del apartamento pueden maquillar la realidad.

-Consulta las opiniones de otros usuarios sobre la web, la zona… teniendo en cuenta que, aunque se puedan manipular, si hay un número elevado de opiniones seguramente reflejen el grado de satisfacción teneral.

-Comprueba si la página web dispone de o recurre a algún medio de verificación sobre la existencia del inmueble y de las características de los apartamentos que ofrece en alquiler.

¡Cuidado! No es lo mismo alquilar con una inmobiliaria que con un particular

-Si contratas el apartamento con una inmobiliaria, con una empresa, estarás protegido por las leyes de defensa de las personas consumidoras y usuarias, podrás presentar una reclamación de consumo oficial, tendrás el apoyo de los organismos públicos de información y ayuda a las personas consumidoras.

-Si contratas el apartamento con un particular, esa relación no está amparada por la normativa de consumo y si surge algún problema y no llegáis a un acuerdo solo te quedará la vía judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *