Consejos generales sobre alimentación: comprando, almacenamiento, preparación, cocinado, servir la comida, recalentamiento…

Comprando

-Revisa las fechas de caducidad de los alimentos antes de comprarlos y lee detenidamente el etiquetado del producto.

-Si dudas de la frescura de un alimento no lo compres, sobre todo si se trata de carnes o pescados.

-Deja los alimentos congelados y refrigerados para el final justo antes de pasar por caja. El orden de compra ideal sería:
– Alimentos no Perecederos (patatas, harina, aceite…).
– Frutas y verduras.
– Alimentos perecederos (carnes y pescado).
– Congelados.

-Comprueba la integridad de los envases, que las latas no estén hinchadas, abolladas o oxidadas.

-Una vez hecha la compra, los alimentos tienen que pasar el menor tiempo posible entre el comercio y la nevera de casa. Evita dejar las compras en el coche mientras realizas otro tipo de compras.

-Es mejor utilizar bolsas isotérmicas para los alimentos congelados, sobre todo en verano.

Almacenamiento

-Haz caso de las indicaciones del etiquetado del producto a la hora de elegir donde almacenarlo. (nevera, congelador, armario.)

-Separa los alimentos crudos de los listos para comer.

-Pon los alimentos crudos debajo de los alimentos listos para comer, para evitar la contaminación por posibles derrames de jugos de los alimentos crudos.

-El congelador funciona mejor cuanto más lleno este. La nevera, sin embargo, necesita de espacios para que el aire frío pueda circular entre los alimentos.

-No introduzca alimentos calientes en el frigorífico antes de que se hayan enfriado (no por más de una hora).

-Mira la fecha de caducidad para saber cual es el alimento que debes consumir antes.

-Si no has consumido el contenido total de una conserva y quieres guardar parte, vierte el contenido en un recipiente con tapa antes de guardarlo en la nevera.

Preparación

-Lávate las manos a menudo, antes y durante el cocinado de los alimentos y sobre todo después de ir al baño, haber tocado algún animal o cambiado pañales.

-Prepara los alimentos a consumir en crudo separados de los alimentos a cocinar.

-Sigue las instrucciones del etiquetado.

-Mantén los trapos de cocina limpios y cámbialos a menudo.

-Asegúrate que la tabla de cortar y los cuchillos de cocina están limpios. Las tablas de plástico son más fáciles de limpiar y disminuyen el riesgo de contaminación.

Cocinado

-Asegúrate de cocinar bien los alimentos. La temperatura del alimento tiene que sobrepasar los 70ºC tanto en el interior como en el exterior.

Servir la comida

-Una vez cocinada la comida consumirla lo más rápido posible o mantenerla caliente (por encima de los 63ºC).

-La comida preparada para servirse fría o a ser consumida más tarde debe mantenerse en la nevera hasta ser consumida.

-No mantengas los alimentos a temperatura ambiente mucho tiempo antes de llevarlos a la mesa.

Recalentamiento

-Asegúrate que la comida haya sido recalentada por encima de los 70ºC.

-No recaliente la comida dos veces.

Consejos Generales

-No use utensilios de cocina dañados si estos no pueden lavarse adecuadamente.

-No prepares comida si tienes diarrea o ganas de vomitar.

-Evita poner en contacto las quemaduras o heridas que puedas tener con los alimentos. Utiliza tiritas impermeables o guantes de cocinar.

-Evita que los animales domésticos entren en la cocina.

Fuente: ELIKA, Fundación Vasca para la Seguridad Agroalimentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *