Comerciantes, sindicatos y consumidores piden que se defienda el modelo comercial vasco

comercio-deia-web

Reportaje publicado en Deia el 4 de enero de 2017.

Dicen que aplicar la liberalización de horarios y periodos de rebajas perjudica al pequeño y mediano comercio, trabajadores y consumidores.

La Confederación de Asociaciones de Comerciantes de Euskadi Euskaldendak, los sindicatos ELA, LAB, CC.OO. y UGT, y las asociaciones de consumidores vascos EKA y EKE han advertido de que la aplicación del decreto de liberalización de horarios y periodos de rebajas en el sector comercial perjudica al pequeño y mediano comercio, a los trabajadores y a los consumidores. Por ello, han instado a defender “el modelo que tenemos hasta ahora”.

BILBAO. Portavoces de estas organizaciones han comparecido en Bilbao para hacer público un manifiesto conjunto, después de que el pasado mes de diciembre el Tribunal Constitucional rechazara un recurso del Gobierno vasco contra la liberalización de horarios y periodos de rebajas en el sector comercial y ratificara la posibilidad de ampliar las horas de atención al público en determinadas empresas y la libertad de cada comercio para establecer sus periodos de descuentos.

En este documento, al que han dado lectura Koldo Navascués (EKA) y Agurne Ganbeka (LAB) las organizaciones firmantes denuncian este “ataque” al sector comercial vasco y alertan de que, sobre todo, “perjudica gravemente” en tres medidas, la de la posibilidad de que los comercios establezcan “cualquier día del año” rebajas y descuentos, “la ampliación de horario comercial de 72 a 90 horas”, y el aumento de “ocho a diez días festivos en los que podrían abrir los comercios de más de 150 metros cuadrados”.

Ante esta situación, Euskaldendak, ELA, LAB, CC.OO., UGT, EKA y EKE lamentan que “queda visible” que el Estatuto de autonomía “está limitado y supeditado a las decisiones centralistas impuestas desde Madrid”.

Asimismo, critican que la liberalización de los periodos de rebajas “sólo beneficia a cadenas y comercio de grandes superficies”, mientras que el pequeño y mediano comercio se ve perjudicado “gravemente” al no poder competir con “las políticas de precios y ofertas permanentes de las grandes”.

Los firmantes también se oponen a la ampliación del horario comercial y del número de festivos anuales, una medida que consideran “triplemente perjudicial” para pequeños y medianos comerciantes, trabajadores del sector y consumidores.

En este sentido, advierten de que, al pequeño y mediano comercio, “tener que abrir más horas y más días para competir con los grandes, les supone más esfuerzo y no más rentabilidad”. Por su parte, los trabajadores ven “aún más precarizadas” sus condiciones laborales con la flexibilización de horarios porque, en la práctica, “las grandes cadenas, lejos de recurrir a nueva contratación, aumentan la carga de trabajo de las actuales trabajadoras, obligándolas a trabajar más en la misma jornada o a recurrir a las horas extra”.

“Con estas medidas, es más empleo el que se destruye que el que se crea”, aseguran. Además, insisten en que el actual horario del sector en Euskadi es “lo suficientemente amplio para dar cabida a las necesidades de los consumidores”, aunque, en palabras del portavoz de EKA, Koldo Navascués, “habrá consumidores quieran tener abierto todos los días y todas las horas”. “Pero eso no es el ejemplo de un consumidor responsable y racional”, ha indicado.

El manifiesto advierte, por otro lado, de que la “bajada” del pequeño y mediano comercio en favor de las grandes cadenas “lleva a la homegeneización de productos”, con lo que reduce “la diversidad de la oferta” y disminuyen “las posibilidades de elección” de los consumidores.

Apostar por el modelo actual

A su entender, “nos quieren llevar hacia un modelo de consumismo y precarización que sólo responde a las exigencias de los dueños de las grandes cadenas comerciales”. Por ello, apelan a “toda la sociedad y, en especial, a los comerciantes a que actúen con responsabilidad y sigan apostando por el modelo que tenemos ahora”.

Asimismo, exigen a las instituciones que “apuesten firmemente por un modelo que cierre los domingos y festivos y no hagan el doble juego de recurrir competencias, mientras, por otro lado, aplican gustosamente los criterios establecidos desde Madrid” en asuntos como las denominadas ‘zonas de gran afluencia turística’ en Bilbao y San Sebastián.

En este sentido, el portavoz de EKA ha señalado que “llama la atención que, por ejemplo, se declare zona de gran afluencia turística Deusto”, un barrio bilbaíno que “no tiene ningún atractivo” y sí “algún pequeño centro comercial”.

Navascués ha pedido que, en cualquier caso, “los comerciantes que vengan de fuera y a las grandes cadenas que aterricen aquí” que respeten “la idiosincrasia, las formas y las costumbres” porque, si no, “es una apisonadora” que “destruye el pequeño comercio” y hace que los consumidores tengan que “someterse a cadenas que empiezan con precios muy bajos y acaban dominando el mercado” y subiendo precios.

“En la Gran Vía de Bilbao sólo queda un establecimiento autóctono”, ha lamentado. En esta línea, el representante de Euskaldendak José Andrés Cebreco ha asegurado que existe “preocupación” en el sector por “el descenso de ventas” ya que “el pequeño comercio no está viendo la recuperación” económica de la que se habla.

Cebreco ha explicado que la organización ha trasladado a sus asociados un escrito en el que recomiendan que “lo conveniente es seguir como hasta ahora” en materia de Rebajas y la mayoría “lo está cumpliendo”. No obstante, ha admitido que no existe “unanimidad” en los comercios de las calles de las localidades vascas, “a expensas de lo que haga el vecino”.

“Habrá que ver cómo va pasando el tiempo y cómo reacciona la gente”, ha manifestado el representante de Euskaldendak, que ha asegurado que no existe “una solución mágica” para afrontar esta situación.

Movilizaciones

La portavoz de ELA, Marije Fernández, ha advertido de que, si no se “toman en serio” las reivindicaciones de los sindicatos y el resto de colectivos firmantes del manifiesto, “iremos a movilizaciones o lo que tengamos que hacer”.

El manifiesto no cuenta con la adhesión de la patronal del comercio vizcaína Cecobi y la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, que inicialmente figuraban en el documento, porque “no han podido tratar” este asunto en sus juntas directivas, lo que “en principio no quieren decir que no estén de acuerdo”, ha precisado el portavoz de EKA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *