Alimentación, Comercio electrónico, Salud

Venta fraudulenta del “adelgazante” Choco Lite y respuesta positiva de la empresa Di Massimo élite a la reclamación

La socia de EKA/ACUV de iniciales T.V. quería adelgazar y buscando en Internet encontró un sitio web que anuncia el “adelgazante” Choco Lite, un “complejo natural para controlar su peso”, una bebida que, además, “elimina el efecto de la piel de naranja” y “acaba con las espinillas y el acné”.

chocolite22

Dice también ese sitio web que Choco Lite tiene como componentes principales cacao, espirulina y arroz integral. “El producto es apto para uso diario y no contiene contraindicaciones. Reduce el apetito y mejora el sistema digestivo y normaliza los procesos metabólicos del cuerpo”. También advierte de que “los resultados pueden variar dependiendo de las características individuales del organismo”. Hay otros sitios web en castellano que anuncian y venden el mismo producto. Uno de ellos añade que Choco Lite “quema la grasa, reduce los deseos de consumir dulces y garantiza un buen estado de ánimo”.

A nuestra socia le convenció esa publicidad, hizo el pedido online (poniendo necesariamente sus datos personales), al momento recibió la llamada telefónica de un comercial y confirmó con él la compra de dos botes de 150 gramos cada uno con los siguientes ingredientes: granos de café verde, bayas de Goji, bayas de acai, semillas de chía y cacao natural. Se los enviarían a una oficina de Correos y allí efectuaría el pago: 80 euros.

Recogido el paquete y abonada dicha cantidad, resulta que hay solo un bote, y además los ingredientes que detalla no coinciden con los que T.V. leyó en el anuncio en la web que la animó a comprar el producto. Así que se dirige a la oficina de EKA/ACUV en Vitoria-Gasteiz, donde se descubren más irregularidades: la empresa que le manda el bote de Choco Lite, Di Massimo Élite, no ha incluido la preceptiva factura (T.V. solo tiene el justificante del abono en Correos) y tampoco el documento para ejercer el derecho de desistimiento, obligatorio en toda venta o contratación realizada fuera de establecimiento mercantil, o sea por Internet, por teléfono o en la venta a domicilio.

El objetivo de T.V. es deshacer esa compra y recuperar los 80 euros. EKA/ACUV envía entonces a la empresa remitente del paquete, Di Massimo élite, cuya dirección figura en el mismo, un escrito explicando las irregularidades detectadas y solicitando la devolución del dinero y la eliminación de los datos personales de la reclamante de los archivos de esa empresa. Pocos días después Correos devuelve la carta a EKA/ACUV por “domicilio desconocido”. Esta asociación busca en Internet otra dirección de dicha empresa, la encuentra y, confiando en que sea la correcta, manda de nuevo la reclamación. Esta vez sí llega, y un día después Di Massimo Élite llama por teléfono a nuestra socia, le pide disculpas, le devuelve inmediatamente los 80 euros, le dice que le regala el bote de Choco Lite que recibió “como detalle por lo ocurrido”, le confirma que elimina sus datos personales y le anima a que pruebe el producto asegurando que mucha gente “queda muy contenta con él”.

Ciertamente, escribiendo Choco Lite en Google aparecen testimonios de personas que se dicen satisfechas con ese producto y que aseguran haber adelgazado y sentirse mejor tomándolo. Pero también hay testimonios que afirman lo contrario, que no funciona y que es un “producto milagro”, un engaño.