Telecomunicaciones

Vodafone devuelve a un socio de EKA/ACUV el dinero cobrado por una instalación de fibra óptica inexistente

Los suministros (gas, electricidad, telefonía-Internet...) son uno de los sectores comerciales que más reclamaciones generan por cobros indebidos, muchos de ellos facturaciones superiores al consumo real en los servicios contratados. Los usuarios que detectan estos “errores” (porque hay muchos que no prestan atención a las facturas y a los cargos en la cuenta bancaria y se tiran meses e incluso años pagando de más sin saberlo) se cabrean con razón y la mayoría reclama. Lo que no es tan frecuente es que el “error” llegue hasta el punto de cobrar por un servicio que ni se ha contratado ni existe. De ahí la indignación de un socio de EKA/ACUV víctima de uno de estos “errores”, protagonizado por Vodafone.

J.J.U. tenía contratado con dicha compañía el servicio de ADSL. De repente, en la factura de marzo de este año Vodafone le cobra 102,44 euros por una “instalación de fibra óptica” que nuestro socio no ha solicitado ni contratado y que tampoco se ha realizado siquiera. Con la ayuda de EKA/ACUV, J.J.U. reclama entonces a Vodafone el envío del contrato escrito o la grabación sonora (contratación telefónica) donde conste su presunto consentimiento a dicha “instalación de fibra óptica” y le exige la devolución inmediata de la citada cantidad. Obviamente, Vodafone no envía el contrato, porque no existe, ni responde nada sobre la petición de devolución; se limita a enviar a nuestro socio unas facturas que este ya conoce porque se las han cobrado.

La segunda reclamación resulta igual de infructuosa y nuestro socio solicita un arbitraje al Sistema Arbitral de Consumo, al que está adherida la compañía. Pero el arbitraje no llega a producirse ya que al ser llamada al mismo, consciente de que lo va a perder, Vodafone se allana y devuelve a J.J.U. el dinero que le cobró por esa fibra óptica “fantasma”.